6/4/06

25 años sin fiesta sorpresa


Aqui estoy, casi un mes más tarde, más vieja, más borde... Hace casi un mes fue mi cumpleaños... ese es el tiempo aproximado que he tardado en superar la crisis, sé que para muchos los que tengan más y también para los que tengan menos, será una estupidez, pero yo he pasado una auténtica "crisis de los veinticinco", también es cierto que se añadió la crisis del lunes... pero ha sido horrible. No me gusta nada que me feliciten y, ante mi cara de echarme a llorar mientras balbuceo gracias, acto seguido añadan cosas como: "mu bien llevaos", "y no los aparentas" "en la mejor edad, vamos". No sé de que estúpido manual se sacaron que estas frases animaban a la gente, sobre todo la última, que te la dicen digas el año que digas que cumples.
Aunque hay otras peores, dichas a traición para hacer notar que se tiene un supuesto sentido del humor que es la booomba: ¡¡un cuarto de siglo ya!! (ésta agravó a extremos inimaginables mi crisis, que hasta entonces era llevadera), ¡¡pa' los treinta te queda ná!!, ¿qué tal abuela?... etc. etc. etc.
¿Se callarán algún día esas voces? Con feliz cumpleaños sobra, como mucho, te acompaño en el sentimiento, o, será un secreto, o, feliz veintidós cumpleaños...
Eso, eso es lo que yo esperaba, una fiesta sorpresa con una gran pancarta al estilo telecomedia americana que pusiese "Feliz 22 cumpleaños", pero no, no he tenido fiesta sorpresa, es más, aún no he tenido ni fiesta - en mitad de las crisis no esta uno para celebraciones -.
En honor a la verdad, tampoco esperaba esa fiesta (a pesar de que creo haberlo comentado a todos mis amigos) y es que no soy la única que cumple años, y por eso ya no estamos para supermegafiestas, la gente te dice que sí tomar café no supermegafiesta que hay que madrugar, para el trabajo, para estudiar, para cualquier cosa, las responsabilidades han llegado a nuestra vida por mucho que yo intente esconderlas debajo de mi cama, están ahí, acechando, para hundirte la vida social... Esto pretendía ser divertido pero me está saliendo triste, debe ser que aún no he superado la crisis...
Antes de despedirme quiero advertir a aquellos que tengan probabilidad de cruzarse conmigo que olviden para siempre mi edad, y que de ahora en adelante, seguiré cumpliendo veintinco año tras año, porque me ha costado superar esta crisis y no pienso pasar ninguna más, ah, y a los que piensen que regalarme una crema antiarrugas o algo similar va a ser divertido... que relean la primera línea y recuerden que estoy borde y que he perdido el sentido del humor.
Por último, y una vez que he ejercido mi derecho a estar depre, al pataleo y a la indignación todo junto, debo prometer y prometo, y a dios pongo por testigo, que nunca volveré a pasar hambre ni a escribir post mientras siga hundida soportando sobre mis hombros el yugo de las fiestas de cumpleaños sin fiesta de cumpleaños.

9 comentarios:

  1. Tú a mí no me has visto. No me estás leyendo, y no te estoy felicitando...
    Pero por lo bajito, sin que se oiga demasiado:
    ....felicidades...

    :)
    Besillos

    ResponderEliminar
  2. Te voy a contar un chiste para animarte.

    Esto son dos que van paseando por el campo y ven que pasa volando un cohete.
    Uno dice:
    - Va a Venus.
    Y el otro le contesta:
    - ¡Pues vamos a escondenus!

    Ja ja ja. Viva Aida! Que me sacó arriba de mi último bajón!

    ResponderEliminar
  3. Mi planteamiento es diametralmente opuesto al tuyo. Creo que lo realmente deprimente sería no cumplir años. Por eso, desearte TODO LO MEJOR en tus recién adquiridos veintidos. ALEGRÍA!

    PD: Otra frase para adjuntar a las mentadas en el post: "Los veinticinco son una buena edad... para lo que sea!". Tengo que reconocer que esta me encanta.
    PPD:Se te echaba de menos

    ResponderEliminar
  4. MUCHAS GRACIAS INBLU, STIFMEISTER Y ROMÁN, sin que sirva de precedente, GRACIAS, y por cierto... SE OS DA REALMENTE BIEN ANIMAR A LA GENTE, A MÍ POR LO MENOS, ME HABEIS HECHO SONREIR... (bueno Stify, el chiste por lo malo que es jaja). Ciao cuori

    PD Román: A tí también se te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  5. Buffff, estoy a muy poco tiempo para cumplir mis veinticinco propios. Yo destaco por mi falta de tacto, así que voy a ser natural: pensaba que eras mayor ¬¬

    Tengo la tendencia a ver a la gente mayor que yo, igual debería hacérmelo mirar. En cualquier caso, mucho ánimo y yo sí que puedo decir: ¡te acompaño en el sentimiento! :D

    ResponderEliminar
  6. Una mujer tiene un perro que se llama Mistetas y un día se le pierde. La mujer lo busca y encuentra a un señor y le pregunta: "Oiga, ¿ha visto 'Mistetas'?", y el señor le contesta: "No, pero me gustaría verlas".

    Ja ja ja, el otro día leí en una revista que este chiste había sido elegido como el mejor de la historia.

    ResponderEliminar
  7. THE LONE WHISTLER: mmm, para arreglarlo un poco te diré que yo también pensaba que eras mayor jajaja, en cualquier caso, no te creas, yo ya había pensado la posibilidad de rejuvenecer mi aspecto online scribndo hasi aprtir daora, kmola 1 uebo, sprfuert, no?. Ciao

    STIFY: Tesoro, los chistes no son lo tuyo, eso está quedando más que demostrado, eso sí, apuesto a que era una revista para hombres y un concurso entre los mismos jajaja, o a lo mejor no, lo que sería aún más preocupante... de todas formas, gracias porque cuando pensaba que ya habías hecho todo lo posible para sorprenderme, me sales con el chiste de mistetas, y creo que eso va a ser insuperable jajaja. ciao cuore

    ResponderEliminar
  8. Bien, voy a tirar por tierra el mito de mi excesiva verborrea: la edad es 23, ¿de acuerdo? Es un número bonito, ¿a que si? Pues ya está: aunque me torturen con terribles metodos orientales de electroshock genital mi unico grito será: ¡¡¡¡veintitrés!!!!

    Rufus

    PD: ¿Habeis buscado veintitrés en el diccionario? Es increible lo que dice, como se nota que son académicos. Yo solo hubiera escrito: el que va después del veintidos.

    ResponderEliminar
  9. [Escuchando: As Time Goes By]

    Hoy me he encontrado con Diana, la diosa romana de la caza.

    La he visto igual de marciana que siempre con sus falos arrojadizos, así que no la he querido distraer mucho.

    Pero va, y de repente, me pregunta si soy romántico.

    ¡Yo! ¡Romántico!

    ¿Cómo iba a responderle yo con mi esquiva luna en géminis?

    Pues con una larga parrafada sobre los conceptos simplistas del romanticismo de la gente, sobre que yo no me sometía a esos contenidos y bla bla bla bla.

    Sin embargo ahora me encuentro con que estoy en el mismo ordenador que un día de noviembre, en el B16L28, escribiendo esto, en una tarde tan lluviosa y desapacible como la del 21 de ese mes de 2006, el día en que descubrí este blog.


    Hoy es el último día que los universitarios pueden decir que mañana tienen clases en la Universidad de Bilbao. Para mí hoy también se acaba el curso. Dentro de un mes estaré solo, al calor de Madrid, rememorando este último año, en vísperas, en capilla.

    ¿Nostalgia?

    No, defitivamente es que “en los días que luce el sol mi tristeza es infinita y en los lluviosos sale a dar una vuelta y a saltar sobre los charcos para que el agua le vaporice el corazón.”

    Las efemérides siempre han sido una excusa para ponerme romántico y para lo que se tercie.

    Aunque ha sido un cartel por los claustros de la Universidad el que me ha sugerido que escriba todo esto. Un cartel en el que salía la foto de Marilyn de ahí arriba, que siempre me ha fascinado. Más que nada porque me imagino a Sometimes en lugar de a la rubia incomprendida que aparece. Desde el principio ha ocurrido esto. Y ahora sé lo que dice:

    "It´s always about YOU"

    Siempre es sobre Sometimes, la real, la que sólo muestra un ojo y una mano.

    Y escribo en esta entrada porque fue la que más me impactó en aquella semana de noviembre. No por la pose de pesimismo que Sometimes nos mostró en su cumpleaños en marzo de 2006 (aunque el que fuese una pose me costó mucho tiempo averiguarlo), sino porque me enamoró con este post.


    Y además porque es la entrada que dio lugar a mi equívoco sobre el signo solar de Sometimes.

    Por si alguien duda del mismo todavía, precisamente al final de la entrada nos lo dice, ella es del signo que Vivien Leigh nos supo transmitir sin decirlo explícitamente en el papel aries total que desempeñó como Escarlata O´Hara en “Lo que el Viento se llevó”:


    "Por último, y una vez que he ejercido mi derecho a estar depre, al pataleo y a la indignación todo junto, debo prometer y prometo, y a dios pongo por testigo, que nunca volveré a pasar hambre ni a escribir post mientras siga hundida soportando sobre mis hombros el yugo de las fiestas de cumpleaños sin fiesta de cumpleaños"
    Scarlett O´Hara


    "¿Piscis? Cuando he dicho yo que fuese piscis, a ver…"
    [Sometimes, aries orgullosa de su signo, enero de 2007]


    Y a parte de este discurso rememorativo me gustaría escribir un símil de mi primer comentario, como si hace seis meses, menos tímido, hubiese querido agradecer el buen rato que me hizo pasar leyendo el blog (y eso que sólo era el principio).


    Y por cierto, invito al resto de comentaristas asiduos a que hagan lo mismo aquí, para que cuando a Sometimes le entre ese vértigo de las uno—cero-cero-cero punto cero-cero-cero visitas vea que el tiempo no simplemente pasa, y que a uno siempre le quedará este mundo bohemio.

    Mi simple historia empieza con que Antonio F. Marín lleva en mis feeds desde octubre de 2006, y un día quiso hacer un post reseña sobre Sometimes Inviting Eyes.

    Cuando leí que el perfil de la homenajeada coincidía con el mío me sorprendí y quise visitar el blog para ver qué acogida tenía el blog de una opositora a judicaturas.

    Y cuando observé en este blog, pasmado, que había incluso quien le decía que escribiese más, y que tenía millones de comentarios interesantes, por cada entrada me sentí confuso:

    Mujer
    Opositora a judicaturas
    Murciana
    Con blog con solera

    Únicamente deje un comentario de apoyo en su condición de opositora. Hablando, mismamente, sobre el tema que nunca había querido tratar en Internet: el Derecho (quién lo diría).

    Estaba ante una blóguer de tanta calidad y éxito que mi comentario no aspiraba más que a animarla.

    Por la tarde triste y cansado me puse a leer el libroblog en el que escribo en estos momentos.

    Mentiría, amigos, si no dijese que lo primero me fascinó fue la cantidad y calidad de lo que había en su barra lateral.

    Pero los posts, auténticos artículos al estilo sagitario Pérez Reverte, me fascinaron aún más.

    ¡Y llevaba escribiendo desde más de un año!

    ¿Por qué Ender no se dejaba de tonterías en el Halón Disparado y publicitaba blóguer@s juristas de este calibre?

    Después vino mi primera entrada "en directo", la del café, y unos posts más antes de las dos Semana de Oro en enero.

    Y las charlas en la Biblioteca, la Zaida, el gimnasio (que reaparecía), el final sin final, el marzo prolífico... "tres, dos o uno, tú y yo lo sabíamos".

    Y el año se acaba, y aunque una reseña de este tipo ya la había hecho "en el final sin final", no quería dejar de plasmarlo en el sitio adecuado y con la simplicidad necesaria.

    Por favor, Que Sometimes no "Suprimir Blog", por favor, las super blóguers de pro de Callosa de Segura nunca pueden morir, aunque haya cienes y cienes de ellas allí :P

    Sometimes, si me lees, dejá "abierto" el blog a entradas del mismo estilo, de otro, de desquiciada... es la opción correcta

    La opción justa diría yo.

    Apagad el desfibrilador, el blog no ha muerto, Sometimes tampoco.


    "Hermanos, esto que acabamos de escuchar, no solamente es verídico sino que además es cierto".

    ResponderEliminar