2/3/08

El día que...

El día que aprendí a silbar con dos dedos y asegurarme un taxi en Nueva York. El día que decidí que lo que no importa no tiene importancia. El que probé los tallarines tres delicias. El que comprendí que el futuro es mi futuro ni su futuro ni tu futuro. El día que le conocí. El día que me pareció un desconocido. El primer te quiero. El último te quiero. El día que gané al Trivial Pursuit. El día que perdí al Monopoly. El día que me dijeron la nota de mi último examen universitario. El día que entendí a qué tenía miedo. El día que entendí que junto a ti no tenía tanto. El día del que sólo recuerdas risas y risas. El día que caminé sobre el Foro Romano tras subir las escaleras del Coliseo. El día que por fin el zapato nuevo deja de hacerte daño. El día que mi madre me dio el mejor consejo del mundo. El día de adrenalina y tirolina. El día que vi que mi ayuda era de ayuda. El día de mi primera fiesta universitaria en la plaza de toros. El día que volviste a sonreír después de tantos meses de angustia. El día que mi padre me enseñó a saltar acequias sin temer que me tragaran las "caudalosas" aguas. El día en que te sale la pasta en su punto. El día que el concierto resultó no ser espantoso. El día que desperté de la anestesia y el enfermero tarareaba Raindrops keep falling on my head. El día que ese amigo me llama para tomar café... y efectivamente me lo tomo. El día que mis sobrinos dijeron mi nombre. El día de chat hasta las 5 AM. El día que aprendí que sin vértigo quizás la vida no valga la pena. El día que me miro al espejo y me veo estupenda. El día que me di cuenta que no merecías lo que estaba haciendo. El día que dejé de hacerlo. El día de la primera vez que vi en tus ojos lo que querías ver en los míos. El día que probé el mejor helado del mundo. El día en que gracias a mi inglés de BUP pudieron cenar 48 personas en Praga. El día que pasas la mejor noche con tus amigos y piensas que la velada no se volverá a repetir... y se repite. El día que oí lo de "Te echamos de menos" y era cierto. El día que aprendí a restar llevando.
Que muchos días después no me arrepienta de apretar aquel día el botón naranja de publish.


Leído por SIE:

16 comentarios:

  1. Pero por si algún día nos vemos tentados de ese botón naranja mango, doy fe (y no sólo doy al botón del REC) que aquí hubo un podcast, "cantado" por Sometimes Inviting Eyes. La podcaster, a parte de cantarina, era opositora, por tanto, es de las pocas podcasters de las que se puede decir que canten.

    El día que la podcaster con la voz más bonita del mundo cantó y estremeció.

    ResponderEliminar
  2. :) Y lo bien que sienta Sometimes, no digas que son sentimentaloides, es precioso ver cómo se comparte la gente. Es preciosa la entrada y el podcast. Y como sabes me encantan estas entradas. Gracias tesorico.

    ResponderEliminar
  3. Añado:
    El día que te vengas conmigo de parranda.

    Verás tú.
    Muy bueno, ya te lo he dicho, pero hija, te sales.

    ResponderEliminar
  4. El día que Sometimes inventó una bella forma de vestir una autobiografía ;-)

    ResponderEliminar
  5. Perfecto!
    Me encanta!

    ResponderEliminar
  6. Me uno a la ovación...genial!!

    ResponderEliminar
  7. lpvdm12:56

    Joer, qué lindo. Esta es una de las veces que me da mogollón de rabia que no se me haya ocurrido a mí una entrada así, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  8. SIE, me cago en la mar, leí tu post anoche y me quedé 20 minutos pensando en "mis días". ¡Me afanaste un tercio de hora de sueño!
    De lo leído se aprecian muchas historias que contar y muchos anhelos por cumplir. Me gustaría saber algo más de muchos de esos días, como lo de Praga.

    ¡Creas adicción, maldita!

    ResponderEliminar
  9. Qué chuli
    Mi día fue el que me di cuenta que sí que se puede.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo13:11

    Muy bueno...Muy positivo.Así mirado, hay tantos "días"...Pero qué significarán los dos verdes?

    Un beso reina.

    OP (en algún lugar de google earth)

    ResponderEliminar
  11. OZKARITZ: Hey, dude! Thanks. La entrada no va a desaparecer... el audio sabes que sí.

    MAGA: Gracias, a ratos soy una sentimental, pero lo llevo bien.

    VERSIÓN08: Ese día va a ser grande. También espero que sea pronto ;P

    MAS CLARO AGUA: Me ha quedado autobiográfico sí. Gracias.

    BRIGATE: Gracias, gracias, no pretendía que fuese perfecto, con poco cutre me bastaba ;P

    JASPE: Gracias, gracias, pero que no se alargue la ovación, no quiero volver a salir a saludar que me da vergüenza.

    LPVM: Gracias... pero tú eres aries, y como somos los más mejores, podría habérsete ocurrido fijo fijo.

    SIXTO: Quién habría pensado que te podían llamar maldita y que fuese bueno ;P Gracias.

    LUCY VAN PELT: Un brindis por más días buenos...

    OP: Pues ya es raro que se me note positiva teniendo en cuenta cuando lo escribí y como estoy... será que disimulo bien.

    Lo de ir alternando dos verdes en las frases es lo que hace una para perder el tiempo cuando tiene la entrada escrita y leída y no se atreve a publicarla... No tiene más misterio.

    ResponderEliminar
  12. El día que descubrí el blog de Sometimes y la leí tenía una entrada sobre un gimnasio con una foto del aparatito para entrar.

    Sé que no está relacionado con la entrada este comentario pero ha sido lo primero que me vino a la cabeza, un recuerdo que ha aparecido.

    ResponderEliminar
  13. Me encantó. A mi gusto, el mejor post que he leído jamás.

    ResponderEliminar
  14. Que bonito!!!!!!!!! y como no había visto yo esto antes.......precioso de veras....no es porque esté con cambio de ciclo...;-)

    ResponderEliminar
  15. Muy original, y no sólo por escuchar la voz de la blogger...

    Saludos, desde Andalucía.

    ResponderEliminar
  16. Preciosa entrada, preciosos muchos de los comentarios... me he emocionado la verdad...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar