16/3/13

SIE jardinera

Bree Jardinera (ficción publicitaria)

Con la llegada de la primavera, que aquí en Murcia nos visitó hace unas semanas para confiarnos y luego se volvió a marchar, como ese opositor que se pasa por la biblioteca a saludar y tomarse un café con sus compañeros cuando él está de vacaciones y luego te recuerda que nada, que se va al cine y el finde a Cadaqués y que ahí te pudras y tal. 

Decíamos ayer que, con la primavera, me puse en modo jardinera, ya me gustaría a mí pintar flores como Melissa Hindell (es prioritario que le deis a este link:  y descubráis al Sr. Domínguez Guerra como hice yo en 2006) pero mi vena artística sólo me da para plantarlas y conjurar a los astros para que nazcan, no se las lleve un pájaro, crezcan y florezcan.

Cuando eres una jardinera novata te equipas en LIDL igual que un novato runner se equipa en Decathlon, en tu iniciación crees que las mini palas y mini rastrillos son necesarios sin percatarte de que tienes el espacio para cuatro macetas en el balcón y que acabarás haciendo el agujero con la mano.
También te percatarás de que los guantes de jardinería sólo sirven si tienes que cortar rosas frescas de tu rosal al amanecer con las correspondientes tijeras de podar... como no tienes rosas, ni rosal ni te levantas al amanecer salvo por jaqueca, lo que usarás para cortar los tallitos secos será un tironcito magistral o una uñita insignificante y como mucho te pondrás unos guantes amarillos de toda la vida para remover la tierra.
Una vez que renuncies a tu imagen de jardinera a lo Bree Van de Kamp podrás tomar conciencia de que, en realidad, estás forzadamente en cuclillas madurando agujetas, rodeada de tierra por todas partes menos en la maceta a la que intentabas volcarla, que eso que te han vendido como planta enraizada en bolsa en el hipermercado es en realidad una raíz a secas, sin planta, posiblemente seca o podrida (las dos cosas me han pasado) y que de ahí podrá salir algún bichillo pero lo que es una preciosa flor azulrosada ni de coña.
SIE jardinera igual  que TEO en la granja también ha aprendido que las barritas fertilizantes no fertilizan y que si milagrosamente lo hacen no duran tres meses ni por asomo; las bolsitas de semillas hay que echarlas a mogollón, por cada 3420 semillas esparcidas puede que consiga germinar una o ninguna, si evitas a los gorriones cabrones, claro; y, para finalizar, que el insecticida mata el pulgón... y la planta, es lo que se conoce como eficacia 200% o daños colaterales, de hecho, también puede matarte a ti si estás en la dirección del viento cuando lo pulverizas.

En resumen, la mejor manera de que tu balcón sea más bonito que los geranios de la vecina regárselos con lejía #yoloveoclaro

8 comentarios:

  1. Qué grande. Me ha recordado a cuando de críos plantábamos lentejas en algodón. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y garbanzos!! Qué tiempos :D

      Eliminar
  2. jajaja Me gusta mucho este artículo! Hace tanto que no comento en un blog que iba a poner el "me gusta" del facebook pero como no hay pues mejor: "me encanta!" :-)

    ResponderEliminar
  3. De hecho, hace tanto que ya llamo artículos a las entradas :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me conformo con tener como respuesta dos puntitos y un paréntesis :)

      Eliminar
  4. Jajajajajaja... en casa el jardinero es Marc y ¡oye! se le da de cine. Antes de vivir juntos no tenía ni idea pero poco a poco se fue interesando y aprendiendo a cuidar de cada planta por la web... se ha vuelto un especialista y, hay zonas de la casa, que parecen selváticas :P

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy poco a poco, a ver si el verano achicharrante de estas latitudes se porta y no me deja desérticos todos mis avances

      Eliminar
  5. Nita11:15

    El mérito no es del LIDL!! Me encanta SIE la jardinera :)

    ResponderEliminar