26/11/06

"I haven't had my coffe yet, don't make me kill you"


Yo soy de esas personas, que gracias a dios abundan, que el momento en el que se encuentran más cerca de la conducta delictiva es si por cualquier alineación de planetas o catástrofe similar... amanece y ven que no hay café.
Sí, sí, así de claro, y no es que esto sea una manifestación de reconocimiento en plan "el primer paso para dejarlo es reconocer que tienes un problema", no, no, mi organismo, bien acostumbrado durante largos años, únicamente pide para funcionar una taza de café, es sencillo y me sale económico y para mí esa taza de café es un placer.

Pero nooo de ese aguado de las cafeteras marujiles de esquina... sí, son esas de jarrita blanca o roja (también variedades en negro = menos marrano como dicen por aquí) que viven en un triste rincón de la encimera de la cocina, y allí pasan sus vidas alimentadas de fieltros marca supermercado de confianza (léase el Mercadona, caprabo y similares) y de café de oferta o, en su defecto, marcilla de toda la vida, y cuyo momento álgido del día es aquel en el que LaMari y LaPuri vienen a tomar café a eso de las 4 para ver Pasión de Gavilanes o la telenovela de turno con escaso argumento y tíos/tías de dudoso nivel interpretativo pero bien buenos que están, como dice LaPaqui, que las invita con todo el gusto, para pasar la sobremesa criticando a LaMicaela, que siempre se está quejando de que no llega a fin de mes y bien que se va a almorzar al bar con LaChari y LaRo (como se hace llamar desde que pensó que si a la rociíto le quedaba más fashion, a ella también), y que como todo el barrio sabe, son dos lagartas de cuidao.

Esas cafeteras son las descendientes de la cafetera de aluminio con asa y pomo en negro, que ha quedado reducida a la hermana pobre de las cafeteras, sin que nadie le reconozca el mérito por tantos años de servicios prestados, y que aún sigue en toda casa decente que se precie, aunque sea sin usar, olvidada en el armario. Y sin embargo, resulta ser la que salva la papeleta cuando las otras se niegan a funcionar, porque esas cafeteras además de "amanosicas" como diría mi abuela, yo creo que son simplemente indestructibles.

Bueno, pues a mí ese café no me gusta, me sabe a agua, yo necesito un café de cafetera express, con su espumita, sí, nací en esta nueva era y mi primer café fue express, por poco tradicional que sea, y otro no quiero, que noooo... es de esos caprichos irrenunciables, abandonarlo sería renunciar a mí misma (y esta pseudo-frase psicológica me la saco de la manga por muy difícil que sea de imaginar y/o entender... vamos que ni yo misma la entiendo, pero no la pienso quitar que me ha quedado digna que te *****, oseas).

Y cuando por cosas de mi destierro voluntario tuve que abandonar los parajes de cantinas de Facultad (donde el café sabe a rayos pero es aún más adictivo) y cafeterías circundantes, pues en un arranque consumista sin precedentes en mí (me pasao, precedentes hay) pedí hasta la saciedad una cafetera express, con su brazo y su vapor, veeeenga, porfiiiii, ya sé que es cara, aunque sea como regalo de reyes (esto queda aún más ridículo porque hace años que no hay reyes en mi casa que somos tós ya mayorcicos jajajaja), es que la quiero, es que el otro no me gusta jooo y otros arrastramientos varios, hasta que la conseguí, y la desembalé con mucho cuidado y le dí un sitio privilegiado en la cocina, no una vulgar esquina, y le compré café recién molidito (Salzillo imperial natural mmm para mí el mejor), y se convirtió en mi amiga de las mañanas, quien me da los buenos días porque hasta que no la pongo a funcionar y empieza a oler la cocina a café, ni son buenos, ni son días, ni yo soy persona ni nada ni nada...

Y lo que me cabrean todos esos amigos, conocidos y modernos de la tele que salen a intentar convencerte de lo malo que es el café (recordemos sin título médico o similar... que irrita más) y te advierten, señalando con el dedo y negando con la cabeza en gesto claro de reprobación, que lo dejes pero ya:
  • que la cafeína es muuu mala uuuuhhh te vas a poner viejísima, un horror para la piel, oseas.
  • que es fatal para el corazón por lo de la hipertensión y eso (aunque tu seas de tensión baja.. no sirve para defenderte... comprobado)
  • que así es peor el síndrome premenstrual (claro, y el chocolate, si yo también lo he leído en el Cosmo... pero quítamelo, y verás lo peor que soy yo)
  • que tu sistema nervioso seguro que es una mierda (que piensas... pues como tu capacidad intelectual... y te he dicho yo algo, eh???)
  • que ya estás enganchada y que hacerse dependiente de algo es una bajeza moral (juraíco que esto me lo han dicho por ¡¡¡¡1 TAZA DE CAFÉ AL DÍA!!!!)
Y un sinfín más de estas afirmaciones apocalípticas, que yo entiendo que sean para tomar en cuenta si tomas algo más de tres tazas (creo que dicen los estudios científicos esos que citan los telediarios) porque ya es una cantidad de cafeína considerable. Pero a mí me aburren, y no pienso hacer ningún caso, y si hace falta me hago una camiseta cool que diga en rojo "I'm hooked on caffeine" (para los aidonespikinglis = estoy enganchada al café), para ir advirtiéndolo, ya clarito, y además, para que la gente tome nota de las consecuencias, que el que avisa no es traidor, como dice la genial foto que voy a poner en mis tarjetas (si las tuviera claro) o en el contestador (si tuviera también) "I haven't had my coffe yet, don't make me kill you" =Todavía no he tomado mi cafe, no hagas que tenga que matarte.

Agradecimientos a H que me facilitó la foto.

14 comentarios:

  1. En mi casa tenemos la cafetera de aluminio con asa y pomo en negro (¿no has encontrado ninguna foto un poco más grandes?), pero para estas navidades he decidido regalarle a mi madre una cafetera express, pa que haga unos capuccinos de puta madre.
    Espero que mi madre no sea lectora de tu blog y se me arruine la sorpresa.

    ResponderEliminar
  2. Ante todo y sobre todo mi opinión sobre el tema “CAFÉ”… ¡¡Que envidia!! Aunque suene contradictorio es un asco que el café huela tan bien. Que ese aroma totalmente embriagador, que excita los sentidos y hace salivar al paladar más sensible, provenga de algo que en cantidades superiores a un par de tazas a la semana me perforaría el estomago es un autentico asco. Pero que rico está en esos momentos en que, en alguna cena fuera (por alguna razón mi mente relaciona el estar fuera de casa con que nada pueda dañarme, lo que peligrosamente me acerca al momento en que estando de fiesta beberé aguafuerte o mascaré matarratas), consigo beber algo de café… Así que tu por tus mañanas y yo por mis breves momentos de expansión cafetera… ¡¡¡gracias sr. Salzillo!!! Porque además de representar uno de los máximos exponentes del arte murciano sus locales cafeteros abren sus puertas a un mundo de aromas y sabores… como diría Homer: “mmmmmggrrrllllllll café”.
    PS1: Por alguna razón que espero no tener que exponer nunca ante un tribunal es ver “LaChoni” y “lagartas” en la misma frase y me troncho de la risa, aquí mismo.
    PS2: ¿Cómo puede ser que un paquetito de 250 gr. de ese imperial natural pueda despedir tanto y tan buen aroma?

    ¡Bienvenidos a Freedonia!

    ResponderEliminar
  3. Ad efectum agregandi:

    Como alguien diga que lo de PS1 y PS2 va por la Playstation le digo... No, tranquilos: si hubiera tenido que agregar algo mas no hubiera sido PSP.

    ResponderEliminar
  4. STIFY: no nos pongamos tiquismiquis con las fotos eh, que ya hago yo el esfuerzo de intentar ser más regular agradeciendo las "presiones" de otros bloggers y me siento aquí a escribir tonterías... y algo de vergüenza me da cuando me imagino a algún lector que ha caído de rebote aquí pensando ¿y esta tía es tonta o qué? ¿tanta línea para tal estupidez? y cosas así jajja. Eso sí, el regalo de la cafetera me parece una idea brillante, brillantísima, mmm, capuccino... Hijo del año te nombran... tiempo al tiempo.
    PD. Claro que tendréis cafetera de aluminio... será una casa decente jajaja.

    RUFUS: No sabes como lo siento, pero yo te echaría menos la bronca si te viera tomándote un capuccino suavecito... antes que la coca-cola que sí te he visto pedir bajo mi atenta mirada de odio jajaja.
    Oye, lo de LaChoni y lagartas no tiene doble intención que te veo venir, es que me ha parecido nombre pijo de barrio y ya... pero mira que eres retorcido eh.
    No me hables de la PSP... este año me toca escuchar a mis sobrinos solicitando carísimos juegos perooo de Nintendo DS... renovarse o morir.

    ResponderEliminar
  5. I haven't had my cup of TEA yet, don't make me kill you. A mi me pasa exactamente lo mismo. Pero con el té. Adicta a la teína. Un té al despertarme y otro después del almuerzo. No hay nada más sagrado que eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco soy capaz de funcionar sin una taza de cafe por la mañana. Es mi "droga" matutina. Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  7. Una entrada políticamente incorrecta que el 90% de la población, por contra, suscribe para sus adentros.

    Cuando alguien de carne y hueso te diga algo sobre los perjuicios de la cafeína podrías comentarle algo sobre los miles de aditivos perjudiciales sobre las miles de cosas que ya no están hechas como "en la época de antaño" (que diría Rachel), por ejemplo, la leche entera (y no quiero decir más).

    O directamente decirle que la Marihuana o la Cocaína es más perjudicial callándote inmediatamente (aludiendo a que das por hecho que consume esas sustancias, cosa que será harto probable).

    Y si alguien te dice algo sobre la teína, aduciendo que es menos mala y tal y cual, dile que la teína es como la cafeína pero menos fuerte, por lo que para producir el mismo efecto "gavilán" debe servirse en más cantidad (=mismo lucro cesante, digo perjuicio).

    Por mi parte suscribo al 100% los comentarios de Rufus y de Lilian.

    ResponderEliminar
  8. LILIAN: Sí, sagrado es una buena palabra para definirlo, aunque los adictos al té jugaís con ventaja aún no estais perseguidos ;P. Gracias por seguir por aquí. Ciao.

    OZKARITZ: Por lo que veo me aconsejas que la mejor defensa es un buen ataque. No sé yo las consecuencias que me traerá en mi círculo más cercano... que se preparen ;P. Es todo un honor tenerte por aquí. Como ves te he hecho caso y he posteado dos veces en un mismo mes jeje (lo de volver a los inicios con una vez por semana va a ser más difícil).
    Gracias por tus "temerarios" consejos veo que eres igual de politicamente incorrecto que yo. Ciao

    ResponderEliminar
  9. Sí, me di cuenta del doble post, y me congratula, me gustó el enfoque del tema del café.

    Dos entradas al mes me parece tu óptimo (escribes una semana sí y otra no, así no te agobias con "el post semanal que tienes que escribir tu día de descanso")

    Ni yo sería capaz de usar esos argumentos salvo que me intentasen convencer sectariamente de los perjuicios del café.

    Lo que pasa es que cuando me intentan convencer de los perjuicios para la salud de algo, me enervo un pelín.

    Como diría House: "Hombre, otro con el título de Inspector de Sanidad".

    No sabemos lo que tomamos, y la verdad, casi que mejor.

    Por eso lo del café me parece irrisorio.

    Yo no tomo café porque me pone cardíaco total, pero lo tomaría en su caso.

    Y no es que seamos políticamente incorrectos, somos normales (y aquí me sumo a Marín en lo de que eres normal), con cierta dosis de pensamiento divergente.

    Así que ya sabes, cuando te digan, si te lo dicen, que eres rarita, friki... les sueltas un : "Be Divergente, my friend", y pones cara de Bruce Lee en plan mística.

    Y llevo dos días con el tema del té que me persigue...

    Be Piscis, my friend

    ResponderEliminar
  10. Me gusta el cafe, me encanta, eso si de cafetera express, si no lo tengo express, prefiero no tomarlo, yo lo tomo sin azucar y con hielo, me gusta frio, dicen que el cafe se debe tomar caliente, pero a mi me gusta frio, aunque sea enero.

    Pero yo el cafe, lo tomo después de comer, por la mañana para arrancar necesito un colacao muy muy negro y templado.

    Por cierto he probado muchas cafeteras express y el mejor cafe lo hace la SAECO. La tengo hace diez años, y es con diferencia la numero uno.

    Hum, de repente me ha venido olor a cafe.........

    ResponderEliminar
  11. Bienvenida Merce, no esperaba que me devolvieses la visita, un placer tener por aquí otra adicta al café... aunque sea de tarde. Y por supuesto, mi cafetera es Saeco jaja. Grazie & Ciao

    ResponderEliminar
  12. You know who I am ;P1:19

    En primer lugar...Sííí, soy yo, antes de emprender mi viaje cual niña balsera - como me has sugerido esta tarde - he pensado que tenía que dejar muestra fehaciente de que SÍ PASO POR AQUÍ y quite often.
    En segundo lugar, estoy dolida - que no dolorida, bueno, a veces también - si bien has mencionado la cantina...¿qué pasa con la máquina de agua sucia apostada a la entrada de la Nebrija? sí, sí...esa que depositada estratégicamente en un trozo de plástico, con un palito (si había suerte, si no, con el dedo y que nadie te viese) te empujaba a beber con una mano en el picaporte del servicio (mano de santo para el estreñimiento)...
    No me digas que ya te has olvidado, si la respuesta es sí, por favor, dime cómo.

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que intentaba no tener que recordar tales "amargos" momentos (nunca mejor dicho) el tiempo me ha hecho considerar que aquello nunca fue café, no puede existir un café con tal asqueroso sabor, para mí que era agua hirviendo con laxante y algo de colorante... lo de meter el dedo hubiera sido una osadía sólo llevarlo hasta el banco más cercano suponía una quemadura de 1º grado. Y yo doy fe (para ir acostumbrándome) de que he probado todas las combinaciones posibles más azucar, menos, ninguna, toda, ¿leche?, sin ella, ¿capuccino?... y al final lo que más se parecía a un cafe era el chocolate.
    Debes comentar, es una orden, si no yo no sé que lees, y si no lo haces, pues yo no paso buenos ratos como éste que acabo de pasar recordándome esa época (que viejos estamos todos por dios), esas risas, ese café. Que te quiero un montón... vuelve Eliancita jijiji. Ciao cuore

    ResponderEliminar
  14. Anónimo23:21

    He visto lo de café salzillo y me he dao cuenta que eres de Murcia

    Yo solo tengo la de aluminio, pero dí que sí. Ahora eso sí, café solo compro del bueno.

    Qué tiempos de la uni, con ese café tan horrible. No lo hecho de menos jaja

    Me ha gustado la advertencia, a ver si encontra una camiseta con eso...

    ResponderEliminar