25/1/09

Compaginando o de cómo un opositor necesita más que nadie tener a su disposición la línea espacio-tiempo


Bien, vale, de acuerdo, tengo el blog algo dejado, como esa esquina donde rara vez llega la escoba y subsisten conviviendo en alegría el polvo y sus hermanas las pelusas, incluso sus hermanas mayores las pelusas gordas. Las musas me abandonaron cuando la preparación del examen tipo test llegó a mi vida, esto es, si mi carrera hacia la libertad y el funcionarado se compone de tres pasos: test-oral-práctico, los dos primeros han de caminarse juntos o te pilla el toro, así que un opositor prepara lo más difícil, el oral, y cuando se avecina la que se avecina, añade el test y los compagina.

La palabrá compaginar es como mágica, tiene un significado claro y preciso, se presta a gráciles visualizaciones en la mente del opositor y a todo aquel que la escucha es capaz de comprenderla, no obstante, en la práctica, esas visualizaciones se tornan hipótesis matemáticas altamente indemostrables... y dónde tú te veías alegremente compaginando tus 170 temas de aquí con los otros 112 de allá, te encuentras a ti misma, rodeada de papeles por todas partes, subrayadores, códigos, actualizaciones, el portátil a un lado para estar al tanto de que se le habrá ocurrido a la Comisión ahora o qué declaración al tuntún habrá hecho Bermejo cuya puesta en práctica trastocaría la vida de miles de personas y llevaría al suicidio a otras tantas, miles de libros test de ediciones anteriores, fotocopias de test que algún día llegaron a tus manos, los que te has bajado sobre nuestra querida Constitución del foro aquél de manipuladores de alimentos y estibadores del puerto, exámenes de jueces, de secretarios, de promoción interna, de celadores y de auxiliares de veterinaria celebrados en fechas pasadas, que van desde la época de la transición hasta nuestros días. Aún así, y aunque tienes más preguntas test que canciones te caben en el ipod, el preparador te sigue alertando de libros de test con los que tienes que hacerte como el nuevo de la editorial nopodemosjodertemás que promete 10.111 preguntas al precio de euro por pregunta... ¿Cuándo? ¿Cuándo los hago? resuena en eco en el corazón del opositor, y entonces aparece la palabra mágica arriba mencionada: COMPAGINAAAANDOOOOO.

Además, ocurren desgracias como que se te acabe el destacador naranja cuando todo el mundo sabe que los artículos referidos al mundo laboral deben ir en naranja, no puedes ponerlo en amarillo que eso son los sagrados artículos de los temas orales ni en verde que monopolizan el mundo penal, el azul es administrativo de toda la vida, y por tanto que se acabe el naranja acaba de convertirse en una tragedia histórica que te está arruinando la hora y veinte minutos que tenías para compaginar laboral con el resto de tu vida. Momento en el que levantando el Estatuto de los Trabajadores te echas al suelo a llorar porque la vida laboral sin naranja ya no tiene sentido y lo mismo eso es un augurio de que nunca tendrás vida laboral y serás opositor por el resto de tus días con el único consuelo de que gracias a la magia de compaginar el resto de tus días no serán muchos.

Llenas folios de plannings, de horas, distribuyes temas de todas las materias por todos sitios, reservas horas para hacer test cuando el resto de la gente normal reserva hora en la peluquería o en los restaurantes para ocasiones ¿ocasiones? ¿eventos? ¿qué son eso? ¿hay test allí?. Cargas con tu tocho de materias, tus test y tus ojeras de acá para allá y algún imbécil te encuentras de los de ¡cuánto tiempo!¿sigues estudiando?¿la familia bien?¿no te casas?, pues a la uno, si, a la dos, si, a la tres, si, a la cuatro no, pero todas las anteriores podrían ser falsas. Qué graciosa has sido siempre, te veo liada con test... SI SABRÉ YO, PORQUE CUANDO ME SAQUÉ EL CARNET EN LA AUTOESCUELA...

Pero tú y la capacidad de sufrimiento que, sin darte cuenta, has ido adquiriendo, te hacen sobrevivir a todo ello, te sobrepones a las adversidades que es un no parar, a la gripe y a la reformas que conlleve la ley de la igualdad, a lo que te echen, todo te da igual, y cuando crees por un momento que ha llegado el día en el que vas a realizar la palabra mágica COMPAGINAR haciendo test de registro civil mientras te tomas cereales y escuchando el código penal mientras te duchas, entonces llega un sindicato y te alerta:
EOOEOOO pringados, ¿a qué pensabais que lo teníais bajo control? Pues la Comisión piensa hacer el examen 3 meses antes de lo que acostumbra, o lo que es lo mismo, pasado mañana a mas tardar, ah, y al concierto ese al que querías ir te vas olvidando, y si te quedaba alguna gota de esperanza de aprobar, sécatela también, pero vamos, no es oficial, os lo decimos solo para que entréis en pánico, un saludo, a vuestro servicio siempre.
Y sí, obviamente y como te han ordenado, tú entras en pánico, piensas en armas de fuego que no tienes, en incendiar el Ministerio ahora que ha bajado la gasolina, en quién pudo impedir que te metieras donde estás ahora... ni siquiera sabías que podías acordarte de todos los parientes llamados a la sucesión legítima, pero es referirlos a determinada persona y te acuerdas de sus descendientes, ascendientes y colaterales como si los conocieras de toda la vida. De hecho, ni siquiera sabías que podías pensar en tantas cosas mientras estabas en pánico.

Menos mal que ha vuelto Lost... y también se ha propuesto volverme loca, así que tendré concausas para rellenar el formulario de la Institución Mental que elija.

- ¿Sólo te pasan cosas malas Sie?
- Pues no, también me dan no-premios, qué lo sepas
- ¿Pero de verdad o a la peor opositora del mundo?
- Se llama Symbelmine y son unas flores tope guays de Tolkien
- Y eso lo has tenido que cortar-pegar fijo porque tú no tienes ni idea del universo Tolkien
- Pues sí, y de la página de la persona que me lo ha no-dado que se llama Mery y tiene el blog con el título más carperiano de la blogoesfera "Los censos son las momias del Derecho"
- ¿Pero en qué quedamos? ¿Te lo ha dado o no te lo ha dado?
- Ays, me lo ha dado-no, que es lo que la hace más guay todavía, porque a diferencia de otros, ha demostrado conocerme lo suficiente como para no obligarme a seguir un meme-tag de premios
- ¿Y por qué lo sigues?
- Pues porque soy todo pose y me hace ilusión recibir premios de buena gente, un Symbelmine nada menos
- No lo intentes, sé que lo has vuelto a cortar-pegar
- :(

12 comentarios:

  1. viena13:06

    Todas las afirmaciones anteriores son ciertas.
    Esperemos no morir en el intento. Corto y cambio.

    ResponderEliminar
  2. mi palabra verificación de blogger anterior era: NON SUPE

    Ta claro. Non supe. No sé. NO sabrá. No voy a aprobar en la puta vida.

    ResponderEliminar
  3. La anterior a esta también era COPINGE. Es decir: COPIA Y FINGE.

    Amos, que si no me copio en el test ni de coña voy a pasar.


    YUHU.

    ResponderEliminar
  4. Eso de ir viendo señales catastróficas NO SER BUENO, joven V09. Se me hase el favor de arrelajarse.
    Repitamos: "esto no está pasando, esto no está pasando", o más mejor: "me da igual que esto esté pasando, me da igual que esto esté pasando..."

    ResponderEliminar
  5. grasias biena dios t vendiga i t allude!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Me uno a eso de "Menos mal que ha vuelto Lost"

    ResponderEliminar
  7. Joer y yo voy y me entero hoy de que ha vuelto lost... es que estoy muy enganchada a galáctica y a los abdominales del Comandante Adama (hijo eh)...
    Nada de suicidios colectivos, aqui se va a aprobar, y no se hable más.
    Creer es poder... a ver si me creo que me entrarán los temas por ciencia infusa, ohmmmmm.
    Felicidades por el no-premio again;) y gracias por la parte que me toca.
    Mua

    ResponderEliminar
  8. Vaya, por un pelo lo único que recordaba del post una vez llegado al final era la referencia al aipó, veo que vas adaptando tu vocabulario correctamente :D

    Y viendo como estás ya empiezo a entender cómo funciona la administración, si es que llegáis a vuestra adorada plaza ya desquiciados pijo.

    Benditos.

    ResponderEliminar
  9. De toda la vida de Dios, el naranja ha sido para el laboral, pero si no lo hay puedes utilizar el rojo. Pero el verde es para civil-mercantil, el amarillo para administrativo y el azul para el penal. El número del artículo se subraya en amarillo fluorescente y el texto en verde oscuro faber-castell que te cuesta más de un euro cada puto lápiz. Pero molan.

    Ahora en serio. No desfallezcas, SIE. Si ves que la luz al final del tunel es inapreciable, te digo yo que está ahí, lo sé, he visto otras opositoras en tu misma situación y ahora son felices con su trabajo. Quien no lo intenta, no lo sabe, pero tampoco lo puede celebrar cuando lo consigue.

    Ya sabes que cuentas con todo mi apoyo, para lo que necesites me tienes: un café, una actualización, unos casos prácticos que pueda pasarte... Confío en ti y sé que podrás.

    Muchos besos, muchos ánimos y cuando apruebes, te llevo un día de guardia para que veas cómo funciona el cotarro. Y, por supuesto, quemaremos el puto carpieri.

    ResponderEliminar
  10. SIE, eres tan sabia y lo explicas taaaaan bien...

    Socorro. Voy por mis fluorescentes naranjas y un par de lexatines. Ya te contaré por qué.

    Y mi palabra de verificación no tiene significado. Jo.

    ResponderEliminar
  11. Mi preparador -sabio él- arengaba a la clase con aquello de... "trabajad ahora que luego no pegaréis un palo al agua".

    ResponderEliminar