29/11/07

Una semana sin café... y no he matado nadie... todavía

En vistas de que encerrada en casa no tengo cosas apasionantes que contar ni me tropiezo con gente a la que criticar despiadadamente, pues traigo de vuelta un post que ya tiene un tiempo, en ese plan momentazo aniversario que triunfa una cosa bárbara.

-Whiner: Eso se llama reposición, televisivamente hablando.
- Sometimes: Eso se llama aniversario porque lo digo yo. Además... ¿quién no se ha detenido ante el Príncipe de Bel Air o Médico de Familia zappeando por esos canales dejados de la mano de dios que pueblan el TDT?
- Whiner: Yo
- Sometimes: Venga... ¿ni para ver las gafas que llevaba Emilio Aragón? ¿para reírte de Chechu?
- Whiner: .... pse... puede ser...


-Eso es un sí. Decíamos, como sigo los prospectos a pies juntillas no se me ha pasado ni un efecto secundario, oiga, naúseas incluidas, y llevo una semana sin café y necesito republicarlo, releerlo, no sé, elevarlo a los altares para recordar aquellos tiempos de adoración cafeinística.

Yo soy de esas personas, que gracias a dios abundan, que el momento en el que se encuentran más cerca de la conducta delictiva es si por cualquier alineación de planetas o catástrofe similar... amanece y ven que no hay café.
Sí, así de claro, y no es que esto sea una manifestación de reconocimiento en plan "el primer paso para dejarlo es reconocer que tienes un problema", no, no, mi organismo, bien acostumbrado durante largos años, únicamente pide para funcionar una taza de café, es sencillo y me sale económico y, para mí, esa taza de café es un placer.

Pero nooo de ese aguado de las cafeteras marujiles de esquina... sí, son esas de jarrita blanca o roja (también variedades en negro = menos marrano como dicen por aquí) que viven en un triste rincón de la encimera de la cocina, y allí pasan sus vidas alimentadas de fieltros marca supermercado de confianza (léase el Mercadona, caprabo y similares) y de café de oferta o, en su defecto, marcilla de toda la vida, y cuyo momento álgido del día es aquel en el que LaMari y LaPuri vienen a tomar café a eso de las 4 para ver Pasión de Gavilanes o la telenovela de turno con escaso argumento y tíos/tías de dudoso nivel interpretativo pero bien buenos que están, como dice LaPaqui, que las invita con todo el gusto, para pasar la sobremesa criticando a LaMicaela, que siempre se está quejando de que no llega a fin de mes y bien que se va a almorzar al bar con LaChari y LaRo (como se hace llamar desde que pensó que si a la rociíto le quedaba más fashion, a ella también), y que como todo el barrio sabe, son dos lagartas de cuidao.

Esas cafeteras son las descendientes de la cafetera de aluminio con asa y pomo en negro, que ha quedado reducida a la hermana pobre de las cafeteras, sin que nadie le reconozca el mérito por tantos años de servicios prestados, y que aún sigue en toda casa decente que se precie, aunque sea sin usar, olvidada en el armario. Y sin embargo, resulta ser la que salva la papeleta cuando las otras se niegan a funcionar, porque esas cafeteras además de "amanosicas" como diría mi abuela, son simplemente indestructibles.

Bueno, pues a mí ese café no me gusta, me sabe a agua, yo necesito un café de cafetera express, con su espumita, sí, nací en esta nueva era y mi primer café fue express, por poco tradicional que sea, y otro no quiero, que noooo... es de esos caprichos irrenunciables, abandonarlo sería renunciar a mí misma (y esta pseudo-frase psicológica me la saco de la manga por muy difícil que sea de imaginar y/o entender... vamos que ni yo misma la entiendo, pero no la pienso quitar que me ha quedado digna que te *****, oseas).

Y cuando por cosas de mi destierro voluntario tuve que abandonar los parajes de cantinas de Facultad (donde el café sabe a rayos pero es aún más adictivo) y cafeterías circundantes, pues en un arranque consumista sin precedentes en mí (me pasao, precedentes hay) pedí hasta la saciedad una cafetera express, con su brazo y su vapor, veeeenga, ya sé que es cara, aunque sea como regalo de reyes (lo queda aún más ridículo porque hace años que no hay reyes en mi casa que somos ya mayorcicos), es que la quiero, es que el otro no me gusta jooo y otros arrastramientos varios, hasta que la conseguí, y la desembalé con mucho cuidado y le dí un sitio privilegiado en la cocina, no una vulgar esquina, y le compré café recién molidito (Salzillo imperial natural mmm para mí el mejor), y se convirtió en mi amiga de las mañanas, quien me da los buenos días porque hasta que no la pongo a funcionar y empieza a oler la cocina a café, ni son buenos, ni son días, ni yo soy persona ni nada de nada...

Y lo que me cabrean todos esos amigos, conocidos y modernos de la tele que salen a intentar convencerte de lo malo que es el café (recordemos sin título médico o similar... que irrita más) y te advierten, señalando con el dedo y negando con la cabeza en gesto claro de reprobación, que lo dejes pero ya:
  • que la cafeína es muuu mala uuuuhhh te vas a poner viejísima, un horror para la piel, oseas.
  • que es fatal para el corazón por lo de la hipertensión y eso (aunque tu seas de tensión baja.. no sirve para defenderte... comprobado)
  • que así es peor el síndrome premenstrual (claro, como el chocolate, si yo también lo he leído en el Cosmo... pero quítamelo y verás lo peor que soy yo)
  • que tu sistema nervioso seguro que es una mierda (que piensas... pues como tu capacidad intelectual... y te he dicho yo algo, eh???)
  • que ya estás enganchada y que hacerse dependiente de algo es una bajeza moral (juraíco que esto me lo han dicho por ¡¡¡¡1 TAZA DE CAFÉ AL DÍA!!!!)
Y un sinfín más de estas afirmaciones apocalípticas, que yo entiendo que sean para tomar en cuenta si tomas algo más de tres tazas (creo que dicen los estudios científicos esos que citan los telediarios) porque ya es una cantidad de cafeína considerable. Pero a mí me aburren, y no pienso hacer ningún caso, y si hace falta me hago una camiseta cool que diga en rojo "I'm hooked on caffeine" (para los aidonespikinglis = estoy enganchada al café), para ir advirtiéndolo, ya clarito, y además, para que la gente tome nota de las consecuencias, que el que avisa no es traidor, como dice la genial foto que voy a poner en mis tarjetas (si las tuviera claro) o en el contestador (si tuviera también) "I haven't had my coffe yet, don't make me kill you" =Todavía no he tomado mi cafe, no hagas que tenga que matarte.

Agradecimientos a H que me facilitó la foto.

24 comentarios:

  1. version19:58

    Lo que me he reído, me siento muy reflejada. En mi caso si sólo tomo una taza de café al día mi familia empezaría a creer que estoy deprimida. Yo soy de café de cafetera italiana 3 veces al día. Las amanosicas que venden en el mercao por 5 euros y que son, sí, indestructibles. Antes de tomar el café de la puta máquina de la uni prefiero tomar un té, o un agua, porque ese café es de los de la avioneta (más conocido como cofee and fly to the bathroom). Y a los agoreros esos que dicen que es malísimo y que si el Apocalipsis y tal y cual yo les diría que dejar de ser un tontoelpijo es más difícil que dejar el café.
    Quiero una pegatina para mi blog sobre este tema ya!!

    ResponderEliminar
  2. jaja, somos todos unos adictos sin remedio.

    Pero añade una causa más para dejarlo, “el café mata los leucocitos”. Si, si...eso dicen los anti-cafeína, pero me da igual lo que digan, seguiré adicta y a mucha honra, con leucocitos o sin ellos.

    Además nunca dicen los efectos beneficiosos que tiene, pues voy a hacer propaganda : es antioxidante, previene el cáncer y el mal de Parkinson, reduce la fatiga y mejora la memoria de corto plazo...que más se puede pedir? Es más, leí una vez que disminuye la posibilidad de contraer adicciones a drogas (y menos mal, porque ya era lo que me faltaba).

    No sabía que tomarse una taza de café fuera una bajeza moral!!joer, pues estoy apañada ...... juro y rejuro que me tomo al día 4 megatazas de estas de desayuno, sino no soy persona....menudo problema. Da igual, el primer paso es reconocerlo, el segundo estar orgullosa de ello, jaja.

    Incluso me han recomendado que al oral ni sumial ni tranquimazin ni nada de rollos, una buena taza de café con cuatro gotas de coñac (o lo que sea, eso ya a gusto del consumidor) y espabilando!! Ojo, que nadie se lo aplique que aún estoy en fase de experimentación y no seré responsable de posibles consecuencias. Si este año resulta lo haré saber, je je.

    ResponderEliminar
  3. Sí, sí, yo me detenía a ver Salvados por la campana por el Zag (cuánto tiempo libre y que mal aprovechado), y Compañeros, sólo por ver al Kimi y al Lolo que me hacía mucha gracia, venga va, y Periodistas (pero esta era pasable ;P).

    La cafeína es el motor de mi vida. Al ser una persona muy pausada y tranquila y como voy escasa de energía siempre lo compenso con la cafeína. Ya sé, es malo. Pero no hay día que no caigan 4 cortados, dos coca-colas y pre-cante un red-bull. Y que digan lo que quieran, que ya no fumo y con eso me doy por más que satisfecha. En el examen haré el 'change' y me pondré café en vez de agua... y alomejor salgo volando de la Sala.

    Me encantan tus reposiones aunque,tengo que decir, que cuando descubrí tu blog (por mi misma, sin enlaces de nadie), leí muchas o todas tus entradas... y muchos ya me los sé... pero qué bonito volver a ver al Quimi y su moto ¿no? jeje.
    Un besico malita.

    ResponderEliminar
  4. la_puta_vaga_de_mierda23:13

    Llevo desayunando con Nesquik desde que nací. He comprobado que el café en el desayuno me da unos retortijones del quince con efecto fulminante, así que si quedo para desayunar con alguien, más vale que la mesa de la cafetería esté bien cerca del baño. Curiosamente, si a ese café le echo un buen chorro de crema de orujo los efectos laxantes desaparecen. Después de este breve pero apasionante relato sobre mi tránsito intestinal mañanero, pueden ir en paz.

    ResponderEliminar
  5. Os odio. ¡Bebeis café! Yo me limito a olerlo, ese aroma maravilloso que lo eleva a uno del suelo, que evoca parajes lejanos, telenovelas pasadas de moda (cuando los galanes parecían jornaleros de cualquier plantación de patatas andaluza, y no anuncios de esteroides) y mil sensaciones desbocadas. Recuerdo su sabor, esa sensacion que te invadía y el subidón de cafeina... ¡¡Cafeina!! Bendito tesoro, causa y consecuencia de la sociedad de consumo, acelerada y ruin. ¡¡Café!! Yo invoco tu nombre, y me niego a resignarme. Yo quiero café, quiero café... Quiero... ah no, quita, no, uh que lapsus: café=muerte. Enseguida vuelvo al hilo, luego dicen que divago: Os odio.

    ResponderEliminar
  6. Mira, Sometimes: yo me desayuno un exprés doble, es decir, dos cafeses.

    Sin él no soy persona, no quiero saber nada de nadie, me cago en el mundo y me veo fea y enferma.

    Y detesto los bares que transforman algo tan maravilloso en aceite de coche usado. Deberían quitarles la licencia y meterlos en la cárcel.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el café. ç

    Yo tampoco puedo sobrevivir sin mi dosis de café mañanero.

    Y adoro los Cafés antiguos.

    ResponderEliminar
  8. Una como es ex-fumadora y abstemia, si no tomase café ya sería como para dimitir de esta vida. Sólo tomo una taza por las mañanas, también como a ti te gusta, exprés negro-negro, eso sí, sumergido en un bol de leche de soja (ya, ya, lo sé, qué remedio) y un millón de Krispi's. Eso es como mi ración de marmita de Astérix para enfrentarme al día.

    (que te pongas buena, eh!)

    ResponderEliminar
  9. VERSIÓN: Me alegro Ver... ya quedó expuesto entonces la mar de virtudes del café de nuestra amada Facultad y máquinas aledañas. Qué tiempos... me ha encantado lo de tontolpijo, hay que decirlo más, como hijoputa, vamos a empezar a reinvindicarlo right now.

    MUJERNORTEÑA: Di que sí, adictas a la cafeína y a mucha honra. Los estudios de Massachussetts es que son como los montones de ropa de todo 3€ de los mercadillos, si rebuscas, al final encuentras alguno con lo que salir contento.
    Para el oral yo me tomé una valeriana ole y ole... (después leí el prospecto y decía de dos a tres y tres veces al día) y mal del todo no me fue... aunque bien tampoco para qué vamos a engañarnos ;P.

    MAGA: Lo que está claro es que nosotras en el Insti nunca habríamos peleado por los chicos jajaja de Salvados por la Campana no soportaba a Zag y de Compañeros el Quimi ese ni fú ni fá XDDDDD

    Eres la reina de las hooked on caffeine XD... te propondré para Presi del club en cuanto lo funde y nos haremos unas camisetas hiperchulas amenazando de muerte como rezaba el título de la entrada original (que ya la recomiendo yo en la barra lateral... me alegra que alguien haya hecho caso, me siento útil, gracias guapa snif snif). A lo que iba, también haremos pegatinas que ha pedido Ver y con eso y el megáfono lo mismo reivindicamos que le bajen el IVA a los productos cafeínicos que son de primera necesidad que nos plantamos en el próximo mitin de Bermejo para recordarle que es un tanto subnormal jeje.
    Besicos & Gracias.

    LPVM: El café malo le sienta mal a todo el mundo, pero es que lo que suelen servir por ahí ni es café ni nada... ahora, si no estás acostumbrada...
    Lo de la crema de orujo me lo apunto que suena alcohólico ;P

    RUFUS: Yo también te odio. Lo del café... tómalo como un sacrificio que tienes que hacer, no sé, ¿para seguir viviendo?. Pues eso, que el esfuerzo merece la pena :P. De todas formas yo te seguiré invitando a que me acompañes a comprarlo a Salzillo que sé que te gusta disfrutar mientras lo muelen.

    PRINCESA BACANA: XDDD Cuando se dicen las cosas claras da gusto, coño.

    MÁS CLARO, AGUA: Si es que somos una evolución superior de la raza humana que aprecia los verdaderos tesoros de la vida ;P

    SINTAGMA IN BLUE: Curiosa combinación, conociendo tu energía y puesto que en mi despensa tengo todos los ingredientes necesario, algún domingo sin churros probaré XD.

    ResponderEliminar
  10. A todo esto...¿y tú para qué te dejas el café?

    ResponderEliminar
  11. Ya he vuelto, ya he vuelto, la semana pasada estuve con naúseas por los efectos secundarios de los antibióticos y tenía el estómago para poco café... bueno ni para café ni para nada, pero, ayer fue el día glorioso en que la cocina volvió a oler a café mmmm.

    ResponderEliminar
  12. UUuuuuuuFFF!
    Yo he llegado a tomar 5 diariosss...
    Dios...
    El placer de olerlo, el placer de beberlo... incluso el placer de tener en tu mano una taza.

    Tengo al medico contento...
    :-S
    ;-)

    ResponderEliminar
  13. Sometimes, este fue al primer post que yo te contesté, iba a copiar y pegar..., pero ¿pa qué?...Te conté lo de mi colacaito negro por la mañana y mi café solo sin azúcar de después de comer, por supuesto hecho con una saeco....

    Hay que ver, parece que no pasa el tiempo...

    ResponderEliminar
  14. LUNA CARMESÍ: JEJE Pero es que es taaan difícil renunciar a un buen café ;P


    MERCE: Pues ha pasado un año aproximadamente, para qué vamos a engañarnos, lo bueno, que seguimos tan estupendas como siempre XD

    ResponderEliminar
  15. Jajaja, no puedo entender esa afición al café, sencillamente porque no me gusta.

    Pero entiendo que quieras tener algo tan sencillo como una taza al día por las mañanas, jeje, yo sin mi taza de leche no soy persona.

    ResponderEliminar
  16. MEG: JAJAJA pues entonces lo puedes entender perfectamente... a mí la leche no me gusta ;P para poder tomármela la tengo que llenar de cereales... si acaso.

    ResponderEliminar
  17. Ante todo yo también quiero interponer la excepción "esta fue mi primera entrada en este blog".

    (y como estamos de aniversario, decir que the Fresh Prince es libra, así que dejemos de cargar tanto las tintas con la atracción por los leo y a reclamar la sonrisa de los libra)

    Dicho lo cual, y tras un año de reflexión sobre la cocaína descafeinada que es la cafeína, en la entrada que ella misma se aniversariea; gracias a la amantísima Sometimes I. E., concluyo:

    La cafeína es buena.
    La cafeína está en todas las hostia sagrada hasta que la Ciencia demuestre lo contrario.

    La cafeína es el mejor invento después del albornoz.

    LaCho no sabe lo que se pierde no tomando Salzillo.

    La cafeína rejuvenece; a sensu contrario: no tomo cafe pero sigo envejeciendo.

    Eso no es un gato.

    A la hoguera todos

    No me gusta el café.

    Pero no soy racista.

    No era un tubo

    En mi segundo comentario en este blog parecí un poco makarra, lo reconozco, lo soy.

    Wifi para todos.

    Save the porrista, save the wall.


    Podríamos vivir sin leyes de la palanca, pero no sin café

    Sugiero ver la galería que recomendó H

    Próximo avatar de SIE

    ¿Alguien dijo aniversario?

    ResponderEliminar
  18. OZKARITZ: Aaaahhh ¿pero el albornoz está inventado? ¿y para qué sirve?.
    Más quisieras tú envejecer... si andas poniéndote años como un loco en cuanto se descuida la peña (Expresiones así también ayudan a rejuvenecer como el café)

    Como decía Javier KraheLa hoguera tiene... qué sé yo que sólo lo tiene la hogueraAquí te dejo la letra, que sé que te cuesta XD

    Un makarra y con lo del tubo y los quality condoms un pervertido... parece mentira que no sepas como anda la sociedad XD

    ResponderEliminar
  19. ¡QUE ALGUIEN ME REVELE EL SECRETO PARA DEJAR VÍNCULOS EN UN COMENTARIO, POR FAVOR!!!!

    El café es absolutamente necesario. Y aqui todavía no han puesto maquinita... ¿me podré quejar al sindicato por algo así?

    ResponderEliminar
  20. PRINCESA BACANA: AQUÍ TE PONGO EL SECRETO, con la siguente advertencia, para que puedas verlo, lo voy a poner todo con espacios pero va junto, ok?

    < a href = " aquí la dirección del enlace " > aquí el nombre que quieras que se vea < / a >

    Nota: entre la primera a y href va un espacio de verdad.

    Espero que te sirva.

    ResponderEliminar
  21. Sisisisi, gracias!!!! te superlinkeo y adoro!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias, ya te he añadido a mi lista de blogs que inexplicablemente me linkean ;P

    ResponderEliminar
  23. Todo un descubrimiento para los que no tomamos café. No soy anti-cafeína ni pro-cafeína, la verdad no es una bebida que tenga en mente cuando tengo ganas de beber algo.
    Si te place, toma todo lo que puedas. Igual no pasa nada, y si tiene que pasar, pasará.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  24. Overlord, exacto, como dicen los abuelillos del parque "si al nacer estamos todos apuntaos" ;P. Así que yo no pienso renunciar a mi café matutino.

    ResponderEliminar