4/10/05

Mr. Robert se explica

Pues bien, ya quedó reflejado en mis comentarios que me costó creer la carta de Mr. Robert... pero que al final me dejé llevar por ese sentimiento de desconfianza que habita en todos nosotros y que proclama la consabida frase "hay gente pa' tó", pero, también he de reconocer que ha sido una grata sorpresa encontrar esta mañana en La Verdad la explicación de Mr. Robert al parecer a una tal Ángela que se mostró indignada en una carta dirigida a la misma sección... vamos igual de equivocadamente indignada que yo, y ha sido grato ver que como mi parte inocente de conciencia tenía razón y en realidad Mr. Robert bromeaba, por tanto la respuesta que yo apunté como original no lo era sino que había entendido a la perfección la ironía de Mr. Robert... entono aquí el mea culpa, aunque en cierta manera celebro mi error que ha abierto la puerta a grandes comentarios... de esos que hacen pensar jeje, bueno, aquí teneis la explicación:

Sobre la respuesta a Winkel

Robert Winkel/SAN JAVIER

Estimada señora Ángela:

Le voy a sorprender porque estoy totalmente de acuerdo con usted, salvo cuando me comenta que tengo que tomar una ducha fría y un electroshock.

No me imaginaba que gente con cultura -dada su manera de redactar y expresarse- tuviera tan poco sentido del humor sarcástico, apreciación de la ironía fina, capacidad de leer entre líneas o de apreciar sobreentendidos.

La próxima vez, cuando vuelva a enviar algún comentario, terminaré precisando entre comillas «humor» tal como se hace con los artículos publicitarios.

Por suerte, hace poco hubo una respuesta titulada «Más gays inconstitucionales» firmada por un señor que me había entendido a la perfección.

Espero y deseo que esta persona no sea la única despierta de todos los lectores.

Con unos vecinos, amigos, nos hemos reído un buen rato y, por supuesto, no estoy resentido en absoluto con usted.

Le saluda con todo respeto y sin acritud.

4 comentarios:

  1. Entonemos el mea culpa, yo el primero, por haber creido que las palabras del sr. Winkle, Winkel, o como se llame, eran una critica real al tema del matrimonio gay. Supongo que estamos tan acostumbrados ultimamente a las reacciones radicales y cerradas contra este tema que en cuanto tenemos oportunidad de sacar las garras a pasear caemos en la tentacion. Sin embargo, como opinion personal ya expresada, aunque no aqui, creo que cuando se pretende ser sarcastico con un tema tan delicado que tanta gente se toma en serio, lo mejor es rozar levemente el absurdo sin dejar de parodiar de una manera creible al esperpento original. Yo por mi parte me alegro de haber vencido la tentacion de haber mandado una carta al director al respecto, la tuve en su momento :P, pero lo cierto es que hice bien. Ademas, asi evito que me critiquen por mis ideas (yuju, viva el encanto de la vida rural).

    PD: Totalmente de acuerdo con la anfitriona de esta bitacora, gracias a la carta del señor W. hemos alcanzado unas cotas intelectuales en los comentarios dificiles de superar, aunque no me refiero a los mios ;)

    ¡¡PAZ!!

    ResponderEliminar
  2. Como dirían Faemino y Cansado: "Es que es humor inglés"...
    Al menos en lo de la ironía y el humor contra tanta intolerancia no íbamos desencaminados.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que la mayor parte de nosotros tenía la mosca detrás de la oreja y sospechaba que tal vez era una parodia, pero preferimos suponer lo peor y tirarle al cuello al sr. Winkle

    ResponderEliminar
  4. Teneís razón, como ya he dicho, nos dejamosllevar por la desconfianza jeje, pero bueno, conste que al menos tomamos partido en contra... que estoy segura que más de uno al leer la carta se la tomaría en serio al grito de: ¡por fin lo ha dicho alguien! ;D ciao

    ResponderEliminar